Un estudio revela como el resveratrol activa una hormona responsable de la longevidad solo si es consumida en dosis equivalentes a una copa de vino al día

El resveratrol, un compuesto polifenólico presente en el vino tinto, está cada día más de moda. Cada vez es más habitual ver cosméticos y suplementos para vivir más años y con mejor salud basados en este compuesto.

Ahora, un estudio reciente de la University College London, publicado por el Dr. Henry Bayele, ha descubierto una explicación interesante de su potencial como sustancia antienvejecimiento. El equipo del Dr. Bayele demostró que el resveratrol puede imitar la hormona estrógeno en el cuerpo humano para activar proteínas antienvejecimiento llamadas sirtuinas, que pueden ayudar a prevenir problemas de salud relacionados con la edad.

El estudio, publicado en Scientific Reports, explora los compuestos dietéticos activadores de sirtuina (dSTAC), incluido el resveratrol. Las sirtuinas se han convertido en un objetivo prometedor para los investigadores interesados ​​en retrasar el proceso de envejecimiento. Son proteínas producidas por el cuerpo que parecen afectar al metabolismo y proteger contra varias afecciones, como la obesidad, la diabetes tipo 2, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. Aprender qué estimula al cuerpo a producir sirtuinas ha sido un objetivo común de los científicos centrados en la longevidad en las últimas dos décadas.

El interés en las sirtuinas comenzó en 1999, cuando se informó que la activación de las proteínas puede extender la vida útil de la levadura hasta en un 70%. «La acción antienvejecimiento de las sirtuinas parece conservarse de la levadura a los mamíferos», se publicó en un estudio de 2017 en Biogerontology . «Sin embargo, la complejidad de su función aumenta con la complejidad del organismo».

En el laboratorio, el Dr. Bayele y su equipo trataron las células hepáticas humanas in vitro con diferentes tipos de compuestos y descubrieron que el resveratrol activaba las señales de sirtuina a través de los receptores de estrógenos imitando la hormona. Aunque el estrógeno se define comúnmente como una hormona femenina, tanto hombres como mujeres lo producen, y puede ayudar a proteger contra las mismas cosas que previenen las sirtuinas, como las enfermedades del corazón.

Los resultados también mostraron que el resveratrol imita el estrógeno en dosis bajas, pero se vuelve antiestrogénico en concentraciones más altas, lo que suprime las señales de sirtuina. «La ingesta excesiva de hecho puede ser contraproducente porque, en dosis altas, el estudio encontró que el resveratrol inhibió la activación de los receptores de estrógeno por sirtuina», dijo el Dr. Bayele a Wine Spectator . «Por lo tanto, las bajas dosis de resveratrol que se encuentran en un vaso de vino tinto regular deberían ser suficientes para activar las sirtuinas. En pocas palabras, para el vino tinto o el resveratrol para mejorar la salud, menos es más».

Entonces, ¿qué es una dosis baja? El Dr. Bayele explica que una copa normal de vino contiene alrededor de 0.5 a 1 miligramo de resveratrol. «Cabe destacar que estas concentraciones son similares a aquellas en las que el resveratrol se comporta como el estrógeno para inducir la máxima señalización de sirtuina a través de los receptores de estrógenos», señala el científico.

Otros dSTAC estudiados fueron mejores que el resveratrol para activar las sirtuinas, como la isoliquiritigenina, que se encuentra en la regaliz. Según el Dr. Bayele, el resveratrol ha atraído la mayor atención debido a su accesibilidad a través del vino tinto, combinado con su protección demostrable contra enfermedades metabólicas, cardiovasculares y neurodegenerativas. «Se ha demostrado que aumenta la esperanza de vida en diversos organismos», escribe en el estudio.

Si bien la investigación es prometedora, los hallazgos aún no se han enfrentado a ensayos en humanos o estudios a largo plazo, y deben entenderse mejor antes de que se puedan desarrollar posibles tratamientos. El Dr. Bayele también advierte que los dSTAC son poco solubles, y es difícil determinar cuánto se absorbe en el cultivo celular. Su conclusión principal es que los amantes del vino también deben incorporar una dieta saludable para mejorar el envejecimiento saludable y prevenir la aparición de enfermedades metabólicas y relacionadas con la edad.

En el caso del resveratrol, el Dr. Bayele dice que cuando los humanos lo consumen, solo pequeñas cantidades se absorben rápidamente, mientras que una gran proporción se metaboliza en el intestino delgado, lo que complica la validez de los datos. En resumen, todavía no está claro cómo la ingesta de resveratrol afectaría la señalización de sirtuina in vivo, pero el Dr. Bayele confía en que estos compuestos dietéticos son tesoros escondidos.

Fuente: Sirtuins transduce STACs signals through steroid hormone receptors. Henry K. Bayele. Scientific Reports volume 10, Article number: 5338 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-62162-0 

Artículo Original publicado en Vinetur