La especialista en elaiotécnica y Maestra de almazara Tanaira Rodríguez considera que las producciones de aceite de oliva en Canarias, pese a que aún se están desarrollando en las islas, son “cada vez mejores”. El aceite es un producto “que hay que tener en cuenta”, asegura, y que se está introduciendo en la gastronomía profesional y de vanguardia.

Tanaira Rodríguez imparte hoy miércoles en Tenerife la última clase sobre aceites, teoría y cata en el Curso de Sumiller organizado por la Denominación de Origen Ycoden Daute Isora en colaboración con la DOP Islas Canarias.

Esta formación, cuenta esta experta, ha suscitado gran interés por parte de los alumnos del curso y permite conocer un producto que está en todas las cocinas de todas las casas, pero que se conoce muy poco. “Hay que empezar a valorarlo y a reconocerlo”, señala, porque “un buen aceite mejora el mejor de los platos, pero un mal aceite empeora por completo el mejor de los platos”.

En sus clases, Rodríguez ha hecho una introducción a las categorías del aceite, a las categorías comerciales y a la historia del olivo, presente en muchas civilizaciones. Asimismo, ha realizado catas de los principales monovarietales y de aceites producidos en Tenerife, en La Palma y en Fuerteventura, sin olvidar su uso en la cocina y la figura del sumiller.

Precisamente, para su cata, esta especialista en aceite de oliva recomienda “dejar los prejuicios en casa” y trabajar “con todos los sentidos”, ya que, insiste, es un producto que no se suele degustar de esta manera.

Tanaira Rodríguez es ingeniera agrícola por la Universidad de La Laguna, ha trabajado en campañas y proyectos de diferentes cultivos y, actualmente, se dedica al asesoramiento y la formación. Además, participa en un trabajo conjunto del Cabildo de Fuerteventura y la Asociación de Productores de Aceite de Oliva de esa misma isla que promueve visitas técnicas a campos de cultivo.