El presidente de la DOP Islas Canarias (cuya marca comercial es Canary Wine), Guillermo Candentey, destacó la enorme exclusividad de los vinos de Canarias, donde el 100 por cien de viñedos se siembra sobre pie franco, ya que las islas estuvieron libres de la filoxera, convirtiéndose así en uno de los pocos territorios del mundo que no sufrió esta plaga.

La localidad de Cangas de Narcea, Asturias, acoge el XVII Simposium de la Asociación de Museos del Vino de España (AMVE). Su objetivo es dar a conocer las principales zonas de viticultura heroica, sus variedades y singularidades, que concentran el 5% de la viticultura heroica de Europa.

En este foro de expertos de todo el país, Guillermo Candeltey dirigió una cata comentada a todos los participantes, en la que se pudieron apreciar las especiales y apreciadas características de los vinos canarios.

Candentey añadió las características volcánicas, la salinidad de estar rodeados del mar, las más de 80 variedades (la mayoría solo existentes en Canarias) y, el que es el motivo de este congreso, la reivindicación de una agricultura artesanal, de montaña o desierto. Heroica, en suma.

El presidente de Canary Wine explicó los orígenes de la viticultura heroica de Canarias vinculados a la conquista del archipiélago pasando por los momentos de máximo esplendor y reconocimiento mundial del Canary hasta su declive a consecuencia del Tratado de Methuen (Tratado de los paños y los vinos) entre ingleses y portugueses, y su posterior resurgimiento a partir del siglo pasado.

Ahí relató cómo la industria del vino se había recuperado extraordinariamente en los últimos años, recobrando algo del esplendor con el que estos sabores tan especiales conquistaban el mundo.