El formador de la empresa tostadora y productora Supracafé Enrique Flores impartirá este martes 2 de julio y el miércoles 3 de julio unas clases sobre el amplio mundo del café a los alumnos del Curso de Sumiller organizado por la DOP Ycoden Daute Isora en colaboración con la DOP Islas Canarias-Canary Wine.

Enrique Flores cambió el mundo del marketing por el del café hace seis años. Tras sus prácticas en Supracafé, se interesó por este producto “complejo y amplio” y desde entonces trabaja como formador en esta empresa con casi 30 años de historia.

En las clases que ofrecerá en el Curso de Sumiller, este especialista en café hará un recorrido por la historia y la leyenda de este producto, por su botánica, sus especies, su procesado y las preparaciones de filtro. Todo ello acompañado de una parte práctica en la que los alumnos tendrán la oportunidad de catar cafés de varietales de Colombia producidos por Supracafé.

El café se une así a otros productos, como el queso o la miel, cuyas características se han dado a conocer durante esta segunda edición del Curso de Sumiller del Campus del Vino. “El café y el vino son mundos paralelos”, afirma Flores. “Existen muchas similitudes entre ambos, aunque no hay tanta cultura del café como del vino”, reconoce.

De hecho, al igual que el vino, el café es una bebida que cuenta con una guía de cata con cuatro pasos básicos. En primer lugar, cuenta Flores, se mide la parte de fragancia en seco; es decir, el aroma del café justo después de molerlo. Tras ello, se le aplica agua y se percibe de nuevo el aroma. Luego, se prueba el café. En este punto, indica este formador, en Supracafé se busca acidez y dulzor debido a que solo trabajan con especies arábicas, por lo que si encuentran uno amargo se califica “de defecto”. Finalmente, el catador hace un balance y establece una puntuación.

La empresa tostadora, productora y distribuidora Supracafé, dirigida por el experto cafetero Ricardo Oteros, apuesta por la sostenibilidad social y ambiental, la innovación y recuperación de cafetales de sombrío en el Cauca colombiano, para la producción de una exclusiva y limitada colección de cafés de las variedades más nobles.