El experto en bebidas espirituosas Pascal Privat asegura que, para avanzar en el sector de la sumillería y para que los comensales estén “contentos”, el sumiller debe estar en continuo aprendizaje, siempre conociendo nuevos productos y a quienes los elaboran, para comunicarlo de una manera “humilde” que permita disfrutar y aprender. “El sumiller debe despertar la curiosidad de los clientes y descubrirles productos auténticos”, apunta.

Este profesional de origen francés cree que la de sumiller es una profesión “muy valorada y reconocida internacionalmente”. Pese a que la formación oficial es reciente y escasa, hay muchos sumilleres que cuentan con una experiencia muy valiosa y ese recorrido, junto a la inquietud por conocer tanto la tradición como las nuevas tendencias, es lo que hace a un buen profesional.

Pascal Privat ha viajado a Tenerife para impartir durante los días 21 y 22 de mayo una clase sobre destilados nobles, como el Cognac, el Armagnac, los Calvados o los destilados de fruta. Lo hará en el Curso de Sumiller organizado por la Denominación de Origen Ycoden Daute Isora en colaboración con la DOP Islas Canarias, que desde el pasado mes de febrero ha reunido a grandes profesionales del sector en la isla.

De esta manera, con la charla de Privat, el Curso de Sumiller continúa diversificando su formación para centrarse esta vez en los destilados, unos productos de alta graduación “dignos de la alta restauración”. En sus clases, este profesional abordará las características de estas bebidas, así como su sitio en la gastronomía y en la restauración.

Indica este experto que España es un mercado “más limitado”, en lo que a bebidas espirituosas se refiere, por su historia y tradición, algo que se debe también a las características de los terruños de cada lugar. “Lo que no hay que hacer es imitar los productos fuera de su lugar de origen”, opina. En ese sentido, señala que las Islas Canarias cuentan con unos productos, los vinos, “muy particulares”, “con carácter, diferentes terruños y microclimas”, que logran distinguirlos en el mercado.

El francés Pascal Privat estudió en la École Supérieure de Cuisine de Paris y ha trabajado en diferentes países, como Alemania, Austria o Francia, tanto en el mundo de la hostelería como en el de la sobremesa y los destilados, al que se dedica actualmente.