cabecera_dop

Misión y filosofía

La Denominación de Origen Protegida Islas Canarias es el fruto de la decidida y firme apuesta de la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO) por el futuro del sector. Una iniciativa integradora que nace con la idea de consolidar el mercado regional para poder afrontar la comercialización internacional. Una marca común que permita proyectar un vino tan singular como el canario en los mercados exteriores.

La DOP Islas Canarias es un proyecto integrador que no compite con nadie, sino que mejora claramente las posibilidades económicas y comerciales del sector en su conjunto. Los mayores beneficiados son los viticultores integrados en la propia DOP, que encuentran la posibilidad de vender su uva en todo el Archipiélago, estabilizando sus niveles de venta en un mercado artificialmente segmentado. También los bodegueros contribuyen a estabilizar el sector y su desarrollo.

La DOP Islas Canarias permite sobre todo consolidar el mercado regional y abordar con solidezla comercialización internacional. Será la ‘marca común’ para proyectar el vino canario hacia los mercados exteriores. La DOP es de adscripción voluntaria y puede convivir simultáneamente con las Denominaciones de Origen existentes. También aquéllas pueden integrarse en la DOP, conservando sus especificidades como subzona. Puede ser a su vez compatible con una futura unificación de las cinco existentes en Tenerife.

La DOP Islas Canarias inició su propia actividad en la cosecha del 2012, donde se calificaron un total de 600.000 kilos, con 130 viticultores, 20 bodegas y una superficie de viñedo de 220 hectáreas.

AVIBO se constituyó como tal en el año 2007, integrando al grueso de un sector que hasta la fecha no había contado con una voz propia. En torno al 80% de la producción de las 11 Denominaciones de Origen de las Islas se encuentran representadas en esta asociación. Entre sus objetivos sociales figura “complementar el desarrollo económico y social de sus socios”, finalidad que ha desembocado en la puesta en marcha de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias. Nuestra iniciativa fue inicialmente reconocida por Orden de 2 de Mayo de 2011 de la Consejería de Agricultura, en la cual se nombra a AVIBO como “Órgano de Gestión” de la DOP Islas Canarias. Posteriormente fue resuelta en Orden del ICCA el 20 de Octubre de 2011, estando plenamente operativa.

La DOP Islas Canarias nace, por tanto, con voluntad de servir de referencia en el campo económico, comercial y de servicios para aquellos operadores que voluntariamente quieran asumir los desafíos a los que obliga la nueva sociedad global, al servicio también de la expresión y cultura del apreciado mundo del vino de Canarias. Esta crisis abre la oportunidad para reducir costes y potenciar el desarrollo del mercado exterior. Sólo a través de un mercado exterior que corrija los ciclos productivos y refuerce la proyección y marca de un vino tan singular como el nuestro será posible a medio plazo estabilizar el mercado del vino canario y ganar cuota.