La Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO), como órgano de gestión de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias, ha sido beneficiaria de la Ayuda directa del Cabildo Insular de Tenerife para paliar los daños económicos derivados del Estado de Alarma por el COVID-19 (ART. 22.2 c LGS), destinada al fomento del control de la trazabilidad en vendimia de vinos de calidad de Tenerife.

Esta ayuda del Cabildo de Tenerife con carácter excepcional y urgente, permitirá paliar la situación atravesada por el sector de la viticultura en la isla, permitiendo al viticultor vender su producción a las bodegas sin verse afectados por los daños económicos ocasionados a causa del desplome de las ventas con la declaración del estado de alarma por la COVID-19. Además, permitirá al Órgano de gestión el control de la trazabilidad y origen de la uva, salvaguardando el potencial vitivinícola de estos viticultores inscritos en la DOP.

Con esta subvención se financiará el proyecto de Asesoramiento Vitícola para el diagnóstico, análisis y mejora de la viticultura de la Denominación de Origen Protegida Islas Canarias. El proyecto comenzará por la evaluación y análisis de la situación actual de los viñedos, concretando en una propuesta de actuaciones específicas y generales de mejora cuyos objetivos principales son:

  • Aumentar el rendimiento en uva.
  • Optimizar los costes de producción de uva.
  • Mejorar los procesos productivos y aumentar la mecanización de las operaciones de cultivo.
  • Generar una transición hacia la viticultura sostenible, con tendencia a producción ecológica.
  • Los resultados de estos estudios se trasladaran de forma conveniente a los miembros de la D. O.